¡La familia crece, bienvenido!

El potro empieza su largo periplo hacia la vida exterior cuando, tras el apareamiento, un óvulo de la yegua es fecundado por el esperma del semental. Desde el momento de la concepción pasarán 336 días, casi once meses, durante los cuales se desarrollará y crecerá el potro dentro del útero materno.

El periodo de gestación puede variar dependiendo de la yegua,  en ocasiones el periodo es distinto entre yeguas de la misma raza. Leer más

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!