ELECTROLITOS. QUÉ ES Y CUANDO SUMINISTRARLOS A NUESTRO CABALLO

Con la llegada del verano y las altas temperaturas es conveniente estar atentos a nuestro caballo y cuidar su hidratación. Los caballos son animales que pueden beber entre 30 y 40 litros diarios en épocas de calor, pero también pierden una gran cantidad de agua en forma de sudor, llegando a perder entre 10 o 12 litros por hora en reposo o más en un ejercicio intenso. La deshidratación suelen ser las principales causas de mortalidad durante una competición o después de un ejercicio intenso.

Por este motivo dedicamos un post especial a los electrolitos, minerales que nos ayudarán a mantener a nuestro caballo hidratado.

El agua es el nutriente principal para la vida del caballo, es básica para un correcto funcionamiento de la función digestiva y gastrointestinal, mantenimiento del fluido corporal y la circulación sanguínea.

Como se ha indicado, los electrolitos son minerales (sodio, potasio, cloruro, sodio, calcio y magnesio) que ayudan a conservar el equilibrio de los fluidos en las células del caballo, teniendo así una gran importancia en la función nerviosa y muscular del animal.

A través del sudor, las heces y la orina se pierden estos minerales, por lo que debemos ser conscientes que durante el verano o en condiciones de ejercicio intenso (ferias y romerías, horas largas de trabajo, situaciones de estrés, etc.) es muy importante añadir pequeñas dosis de electrolitos en la alimentación de nuestro caballo.

Como principal suplemento de electrolitos que suelen dar los jinetes a sus caballos son los bloques de sal cuando no realizan ejercicios intensos y en condiciones climáticas normales. Los electrolitos deben proporcionar solo cuando sea necesario y de manera adecuada y sin excesos, por lo que debemos seguir las indicaciones de los fabricantes estrictamente y tener en cuenta la intensidad del ejercicio y las condiciones climáticas antes de darle el producto al caballo. Estos suplementos se pueden suministrar de varias formas:

Solubles en agua: La mayoría de los caballos consumen de manera más fácil los electrolitos cuando estos son mezclados con agua.

En el pienso: Sin embargo, a algunos caballos no les gusta el sabor de los electrolitos de esta manera por lo que siempre se puede añadir al pienso.

En pasta: con una jeringa mezclando con puré de manzana para camuflar el sabor.

CUIDADOS DEL CABALLO DURANTE EL VERANO

Acaba de comenzar el verano y con él las altas temperaturas. A todos nos encanta esta época del año para aprovechar el buen tiempo junto a nuestro caballo pero no debemos olvidar ciertos aspectos a tener en cuenta durante la época más calurosa del año.

Los caballos son animales de sangre caliente, esto quiere decir que su  cuerpo está mucho más preparado para aclimatarse a temperaturas bajas pero en menor medida para cuando hay subida de temperaturas.

En este post os resumimos una serie de consejos para que el calor no os impida disfrutar con vuestro compañero del buen tiempo que nos brinda esta época:

 

CORRECTA HIDRATACIÓN

Los caballos sudan mucho más durante el verano. La pérdida excesiva del líquido corporal del caballo, si no se le presta la atención suficiente, puede desencadenar en cólicos.

Existe una manera bastante sencilla para detectar si nuestro compañero sufre de deshidratación y el observando el pliegue de su piel. Se realiza mediante un pequeño pellizco sobre la piel (generalmente en el cuello). Si la piel no vuelve con rapidez puede indicarnos que el caballo se encuentra deshidratado.

Para evitar la deshidratación, es aconsejable incluir en la dieta sales minerales que recomiende nuestro veterinario habitual. Igualmente podemos colocar una piedra de sal en el box provocándole sed y fomentando que el animal beba más agua. También es imprescindible revisar que el bebedero siempre este lo suficientemente lleno de agua limpia.

 

FUERA INSECTOS

Como bien sabrás, es durante el verano cuando su presencia es mayor. Existen algunos alimentos, como el ajo, que provocan una alteración en el olor del sudor del animal lo cual ayuda a evitar que se acerquen tantos insectos.

Por otro lado durante el descanso del caballo, ya sea en box o al aire libre, es recomendable utilizar máscaras y mantas antimoscas. Suelen ser de tejido fino y transpirable de manera que no afecte al comfort del animal. También existen protectores para colocar en las patas. Igualmente para los lugares cerrados como las cuadras podemos colocar artículos atrapamoscas.

Además de todo esto es bueno utilizar productos repelentes de insectos. Los hay en forma de spray y en gel para los caballos más asustadizos.

 

DURANTE EL EJERCICIO

También es importante prestar atención mientras montamos con nuestro caballo. Con las altas temperaturas y el sudor la piel de nuestro compañero es más propensa a irritarse y a la aparición de rozaduras. Las zonas más frecuentes donde suelen aparecer son en el dorso y cruz donde la fricción de la montura y el sudor provocan rozaduras en la piel. Para evitar este problema es recomendable aplicar vaselina o incluir en la equipación del caballo un salvacruz de gel o borrego. También es muy sensible la zona de las comisuras de la boca del caballo que están en continuo roce con la embocadura, para ello existen productos específicos para aplicar en esta zona.

Las orejas es otro lugar donde los caballos suelen sufrir gran incomodidad por los insectos, no nos olvidemos de utilizar mosqueros/orejeras durante el trabajo para que se sienta a gusto.

LA HORA DEL BAÑO

Aunque siempre es imprescindible mantener a nuestro amigo aseado, en verano lo es mucho más. La acumulación de polvo y sudor atrae a los insectos y además pueden infectar las posibles heridas y roces que se hayan provocado durante el ejercicio.

El secado tras la ducha es muy importante así como evitar que se revuelque. Para un correcto secado es usual utilizar flejes y mantas de secado.

 

Esperamos que te haya servido de ayuda este post y disfrutes al máximo del verano con tu caballo.

¿Qué tipo de manta necesita mi caballo?

Se acerca el frío y como dueños de nuestros caballos somos responsables de la salud y bienestar de nuestro animal por lo que deberíamos estar preparados para protegerlos de las bajas temperaturas.

Las mantas son el elemento que cumplen esta función de abrigar y proteger a nuestro caballo en las épocas de más frío. Sin embargo, la elección de una buena manta no es tarea fácil ya que dependiendo de varios factores se necesitará un tipo de manta u otra. A continuación, exponemos varias pautas: Leer más

Tipología y clases de filetes. ¿Cuál es el más adecuado para nuestro caballo?

A día de hoy el filete es el hierro más utilizado por los jinetes y en la mayor parte de las disciplinas dado que se trata de un tipo de embocadura suave y suele ser aceptado por la mayoría de los caballos sin problema.

Como ya se comentó en el post anterior “¿Filete o bocado? Lo que necesita cada jinete y su caballo” la acción y fuerza que ejerce el filete sobre la boca del animal es aquella que ejerce el propio jinete sobre las riendas.

Sin embargo, esta acción se ejercerá de una forma u otra según el filete que estemos utilizando.

Leer más

¿Filete o bocado? Lo que necesita cada jinete y su caballo.

Muchos de nosotros como jinetes nos hemos encontrado dudosos a la hora de elegir la embocadura ideal para nuestro caballo. La elección de una buena embocadura hará que nuestro animal se encuentre relajado a la hora de trabajar y será mucho más fácil para nosotros transmitirle y pedirle a nuestro compañero lo que queremos en cada ejercicio. En este post daremos una serie de pautas a tener en cuenta antes de elegir una embocadura. Leer más

¡La familia crece, bienvenido!

El potro empieza su largo periplo hacia la vida exterior cuando, tras el apareamiento, un óvulo de la yegua es fecundado por el esperma del semental. Desde el momento de la concepción pasarán 336 días, casi once meses, durante los cuales se desarrollará y crecerá el potro dentro del útero materno.

El periodo de gestación puede variar dependiendo de la yegua,  en ocasiones el periodo es distinto entre yeguas de la misma raza. Leer más

¿Te mereces…una pizquita de SAL?

En la dieta de las personas la Sal es indispensable para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente, ¡ojo! puede ser nefasta para la salud si se consume en exceso.

Os responderé a una pregunta que os haréis a menudo…

¿La Sal es buena para los caballos? Sí, sin duda. En la cuadra son esenciales las Pastillas de sal, sobre todo en épocas de verano, cuando hace mucho calor, especialmente después de un trabajo duro, puesto que el sudor supone una pérdida importante de sales.

Una pastilla yodada es la fuente básica  de sal para cualquier caballo o poni. Las pastillas más habituales tienen forma de ladrillos oblongos. También se pueden obtener piedras de sal natural, que son de color grisáceo y su forma es muy irregular.

Las pastillas son de una gran variedad de sabores…menta, canela, clavo y anís… ¡Mis caballos devoran la de canela! No dudo en suministrarle el sabor que más le gusta, así la chupan más y me aseguro de la provisión de sal en su organismo. Recomiendo, que prueben varios sabores para encontrar el sabor que más le gusta. Siempre han de tener una pastilla yodada disponible y usar las de sabores como extras.

¿Y si a mi caballo se le irrita la lengua con las pastillas, y no las quiere?…

Deberías añadir un poco de sal al pienso cada día. Esto debería de hacerse también para los caballos que trabajan duramente y no pueden obtener sal suficiente de una sola pastilla.Siempre actúa con paso firme, pregunta al veterinario la dosis añadir (una cucharada de café al día para un poni y una cucharada sopera al día para un caballo será suficiente). No añada demasiado de una vez, ni tampoco al mismo pienso.

En el caso de que le suministres al caballo pienso preparado, como bolas de pienso o mezclas bastas, consulte con su veterinario si su contenido en sal es el adecuado.

Existen Soportes especiales donde poner las pastillas de sal, pueden ser de metal, de plástico o de metal cubierto de plástico. Estos soportes tienen la misma forma que la piedra de sal, se deben fijar a la pared a la altura de la cabeza del caballo, y que encaje la pastilla desde arriba.

Los soportes de metal deben de ser revisados con regularidad, la sal oxida el metal, y el óxido del soporte puede mojar la pastilla y contaminarla. Recomendamos reemplazar las pastillas de sal en cuanto se terminan, puesto que los soportes de metal tienen las aristas afiladas.

Hay caballos que arrancan trozos de sal enteros, si esto sucede, no coloque nunca el soporte sobre el contenedor de agua, ya que si la sal cae en el agua y se disuelve, ésta la adulterará y el caballo no querrá beberla. ¡Esto es muy desagradable para el caballo!

Muchas personas, depositan la piedra de sal sobre el pesebre, a veces, el pienso se pega en la piedra, lo cual es antihigiénico.

Dale un capricho a tu caballo!!!! =)

Amigos esperamos que os hayamos aportado un granito de sabiduría… Recordad, todos los días se aprende algo!

mitiendahipica.com